Alimentacion_balanceada_diaria.jpg

Las claves de una alimentación saludable son varias, pero la principal estrategia para llevar a cabo una alimentación buena es la dieta balanceada. Una alimentación balanceada diaria permite que nuestro organismo absorba las cantidades necesarias de nutrientes combinadas, evitando el déficit nutricional y consiguiendo cubrir todo su gasto energético. ¿Pero en qué consiste una alimentación balanceada?

La alimentación equilibrada debe contener carbohidratos y proteínas. Los hidratos de carbono son el recurso energético más importante, y algunas fuentes de energía son el pan, los cereales, el arroz, la pasta y las papas. Por su parte, las proteínas son otra comida balanceada, y las encontramos en las carnes rojas, el pescado, el pavo, la soja y los huevos.

Las grasas y vitaminas también deben estar presentes en la alimentación balanceada diaria, y mientras que las primeras contienen los mismos elementos que los carbohidratos, son utilizadas como reserva energética por el organismo. Las vitaminas se requieren en pequeñas cantidades, pero son cruciales, y son la vitamina A, las del complejo B, la vitamina C, la vitamina D y la vitamina E.

En último lugar (pero no por ello menos importante) encontramos la fibra. Muchos alimentos balanceados la contienen, destacando las frutas y vegetales. El organismo no digiere la mayor parte de ellas, y evita los problemas en el colon y el recto.

La alimentación balanceada diaria debe combinar todos estos elementos, y es a partir de ello que conseguiremos satisfacer todos los requerimientos de nuestro organismo.